El Estado registró hasta agosto un déficit de 34.849 millones de euros, el 3,3% del PIB

Los ingresos no financieros acumulan un incremento del 10,1% respecto a 2010 en lo que va de año, mientras los pagos no financieros descienden un 4,6%

27 de septiembre de 2010. El Estado registró hasta el mes de agosto un déficit de 34.849 millones de euros en términos de contabilidad nacional, lo que equivale a un 3,3% del PIB, según el avance de los datos de ejecución presupuestaria que ha presentado hoy el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña. Este saldo negativo de las cuentas estatales es inferior en un 42,2% al registrado en el mismo mes del año pasado, cuando se registró un déficit de 60.304 millones de euros, equivalentes al 5,72% del PIB. Los 34.849 millones de euros de déficit son el resultado de unos recursos no financieros del Estado que ascendieron a 81.851 millones de euros, y de unos gastos no financieros de 116.700 millones de euros. 

En términos de caja, una metodología contable que anota los ingresos y pagos que se han realizado durante el periodo en el momento en el que se hacen efectivos, el Estado presentó un déficit de 37.054 millones de euros en el conjunto de los ocho primeros meses del año, frente a los números rojos de 62.452 millones de euros que se registraron en el mismo periodo de 2009.

INGRESOS NO FINANCIEROS

En las cifras de ingresos no financieros se aportan datos del conjunto de las Administraciones Públicas, antes de descontar la participación de las Administraciones Territoriales (CCAA y corporaciones locales), ya que de este modo se puede realizar un análisis más completo.

La recaudación neta obtenida hasta el mes de agosto ascendió a 110.742 millones de euros, lo que supone un incremento del 10,1% respecto al mismo periodo de 2009. Los ingresos  impositivos, que representan el 91,8% del total, encadenan seis meses de crecimientos interanuales y presentan una tasa de incremento del 13,8%. Los dos factores principales que explican este aumento son las medidas de consolidación fiscal adoptadas hasta la fecha y las menores devoluciones de IVA, en consonancia con la disminución de los importes solicitados. Si se calculara en términos homogéneos y se descontara el impacto sobre la recaudación de estas medidas de consolidación, la mejora de los ingresos impositivos sería del 6,9%.

Los impuestos directos generaron durante los ocho primeros meses del año unos ingresos de 55.371 millones de euros, un 1,4% menos que el año pasado. Este leve descenso se explica básicamente por el comportamiento del Impuesto de Sociedades, cuyos ingresos acumulan una caída interanual del 23,5% tras constatarse una reducción del 31,9% en la liquidación anual del ejercicio de 2009 respecto al año anterior.

Por su parte, el IRPF acumula una recaudación en el año de 42.246 millones de euros, lo que representa un alza del 5,7% respecto a los ingresos de 2009. En su comportamiento influye positivamente el efecto de las medidas normativas aprobadas por el Gobierno (supresión parcial de la deducción de 400 euros y subida de los tipos de retención de las rentas de capital del 18% al 19%) y, en menor medida, el descenso de las devoluciones.

En cuanto a los impuestos indirectos, han proporcionado una recaudación de 46.344 millones de euros en lo que va de año, lo que supone un crecimiento del 39,7% en relación al ejercicio precedente. Los ingresos por IVA continúan siendo los que presentan un mayor dinamismo con un alza respecto al mismo periodo del ejercicio de 2009 del 66,2%, que se traduce en una recaudación acumulada hasta agosto de 31.278 millones de euros. La caída de las devoluciones frente al año pasado, el ingreso de aplazamientos concedidos en meses anteriores y la mejora de la situación económica explican la positiva evolución del impuesto. El dato de agosto todavía no permite valorar el impacto de la subida de tipos en los ingresos por la ampliación hasta el mes de septiembre –por motivos vacacionales -del periodo de pago de los devengos correspondientes a las operaciones interiores de los meses de julio y agosto.

Los impuestos especiales, por su parte, mejoran sus ingresos en un 4,5% y aportan 13.226 millones a las arcas públicas hasta el mes de agosto. Destacan los incrementos de recaudación en el Impuesto sobre el Tabaco (6,3%) y en el Impuesto sobre la electricidad (9,8%).

PAGOS NO FINANCIEROS

En lo que se refiere a los pagos no financieros, éstos sumaron 115.984 millones al cierre del mes de agosto, lo que supone un descenso interanual del 4,6% respecto a los 121.633 millones registrados en agosto de 2009.

El efecto de las medidas de austeridad aprobadas por el Gobierno se percibe en todos los capítulos de gasto, a excepción de los gastos financieros, que aumentan un 10,1% por el mayor volumen de deuda en circulación. Los gastos de personal crecen un 2,3%, si bien la partida referente a sueldos y salarios del personal activo apenas lo hace en un 1,1%. Los gastos corrientes bajan un 3,4%; las transferencias corrientes, un 7%; las transferencias de capital, un 18,2%; mientras las inversiones reales también se apuntan un retroceso del 7,9%.

Al cierre de agosto, el Estado presentó una necesidad de endeudamiento de 35.186 millones de euros, frente a los 68.219 millones registrados en el mismo periodo de 2009.

Los principales indicadores de la actividad económica y financiera del EstadoAbre nueva ventana

Cercador

Formulari del cercador genèric del Ministeri d'Hisenda i Funció Pública

AgendaAgenda

2017
Setembre
DDDDDDD
28293031123
45678910
11121314151617
18192021222324
2526272829301

Banners Destacados

Enllaços a informació destacada del Ministeri d'Hisenda i Funció Pública

Seu Electrónica (Abre nueva ventana)Banc de dades economico financeres (Abre nueva ventana)Central de informacionParticipació pública en projectes normatius