El déficit del Estado se situó en junio en el 2,83% del PIB tras reducirse en 10.000 millones durante el primer semestre

Las cuentas estatales presentaron hasta junio un saldo negativo de 29.765 millones de euros, frente a los 39.553 millones registrados en el mismo periodo de 2009

28 de julio de 2010. Las cuentas del Estado registraron hasta el mes de junio un déficit de 29.765 millones de euros en términos de contabilidad nacional, lo que equivale al 2,83% del PIB, según el avance de los datos de ejecución presupuestaria del primer semestre del año que ha presentado hoy el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña. En el transcurso de los seis primeros meses de 2010, el Estado ha conseguido reducir el saldo negativo de sus cuentas en 10.000 millones de euros en relación al existente en el mismo periodo de 2009, cuando el déficit ascendía a 39.553 millones, un 3,76% del PIB. Este saldo negativo es el resultado de unos recursos no financieros que ascendieron, hasta junio, a 56.754 millones de euros; y de unos empleos no financieros que se elevaron hasta 86.519 millones de euros. 

En términos de caja, una metodología contable que anota los ingresos y pagos que efectivamente se han realizado durante el periodo, el Estado registró un déficit de 30.794 millones de euros al cierre del primer semestre del año, frente al saldo negativo de 36.819 millones registrado en junio de 2009. Cuantificados según esta metodología, los ingresos no financieros presentan un crecimiento del 19,5% en lo que va de año, frente al alza del 3,6% en los pagos no financieros.

INGRESOS NO FINANCIEROS

En las cifras de ingresos no financieros se aportan datos del conjunto de las Administraciones Públicas, antes de descontar la participación de las Administraciones Territoriales (CCAA y corporaciones locales), ya que de este modo se puede realizar un análisis más completo.

Los ingresos no financieros obtenidos durante el primer semestre del año ascendieron a 79.235 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,8% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente. Los ingresos  impositivos, que representan el 91,7% del total, encadenan su cuarto mes consecutivo de crecimiento interanual y presentan ya una tasa de incremento del 10,6%, impulsada por las medidas de consolidación fiscal aprobadas por el Gobierno y la estabilización de la economía.

Por figuras impositivas, el IRPF acumula una recaudación en el año de 30.337 millones de euros, lo que representa un alza del 3,6% respecto a los registrados en el año 2009. Esta evolución positiva se explica por el efecto de las medidas normativas puestas en marcha este año, como la supresión parcial de la deducción de hasta 400 euros y la elevación al 19% del tipo de retención a las rentas del capital.

En el Impuesto de Sociedades, los ingresos obtenidos durante los seis primeros meses del año han sido de 4.746 millones, un 14,5% menos que los acumulados hasta junio de 2009, debido fundamentalmente a la caída del primer pago fraccionado. La recaudación por impuestos directos y cotizaciones sociales en el primer semestre ha sido de 36.959 millones de euros, un 1% superior a la del año pasado.

Los impuestos indirectos, por su parte, han proporcionado una recaudación hasta el mes de junio de 35.706 millones de euros, lo que supone un 22,6% más que hace un año. Dentro de este capítulo, resulta especialmente significativa la evolución del IVA, que ha generado en la primera mitad del año unos ingresos en 24.473 millones de euros, mejorando en un 31,3% los obtenidos en el mismo periodo de 2009.

A la espera del efecto que sobre esta evolución tenga la subida de tipos que entró en vigor el pasado 1 de julio, dos factores principales explican este vigoroso crecimiento. Por una parte, la caída en un 55,4% de las devoluciones anuales, como consecuencia de los menores importes solicitados, en buena medida debido a la extensión en 2009 del derecho al sistema de devolución mensual. Por otra, el aumento de los ingresos derivados del cobro de los aplazamientos concedidos durante los meses precedentes. No obstante, el comportamiento de la recaudación por IVA también es reflejo de la estabilización de la actividad económica, del incremento de los ingresos por importaciones y del mejor comportamiento de las ventas interiores.

Los ingresos por impuestos especiales han aumentado un 7,2%, hasta los 9.795 millones de euros, reflejando tanto el incremento de los tipos en algunos casos como una mejora del consumo. Destacan los incrementos de recaudación en el Impuesto sobre el Tabaco (11,5%) y en el Impuesto sobre Hidrocarburos (4,8%).

PAGOS NO FINANCIEROS

Por lo que se refiere a los pagos no financieros, éstos sumaron 86.180 millones al cierre de junio, lo que supone un incremento interanual del 3,6%. La razón de que el alza de los gastos sea sensiblemente más moderada que en meses anteriores es la desaparición del efecto distorsionador que creaba el adelanto de las transferencias al Servicio Público de Empleo Estatal respecto al calendario seguido en el ejercicio de 2009. Suprimido este efecto, el crecimiento del capítulo se explica por los mayores gastos financieros y por los anticipos a cuenta a las CCAA establecidos en el nuevo sistema de financiación, que tampoco evolucionan en paralelo a los de 2009, ya que los correspondientes a ese ejercicio se sustanciaron en su mayor parte en el mes de diciembre.

Finalizado el primer semestre de 2010, el Estado ha presentado una necesidad de endeudamiento de 30.404 millones de euros, frente a la necesidad de 61.174 millones en el mismo periodo de 2009, lo que representa una disminución del 50,3%.

 Los principales indicadores de la actividad económica y financiera del Estado      Abre nueva ventana

Bilatzaileaz

Generic bilaketa Ogasun eta Funtzio Publikoko Ministerioak forma

Banners Destacados

Ogasun eta Funtzio Publikoko Ministerioaren informazio garrantzitsua estekak

Egoitza Elektronikoa (Abre nueva ventana)Datu ekonomiko finantzarioak bankua (Abre nueva ventana)Central de informacionParte-hartze publikoa arautze-proiektuetan