El Gobierno aprueba cambios para impulsar las líneas de mediación del ICO

La creación de empleo registra su mejor dato desde septiembre de 2007, pero la tasa de paro alcanza el 20,09%, a causa del incremento de 115.500 personas en la población activa

30 de julio de 2010. La ocupación aumentó entre abril y junio un 0,45% respecto al trimestre anterior, según los datos correspondientes a la Encuesta de Población Activa publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística. El número total de ocupados se incrementó en 82.700 personas, el mayor repunte desde septiembre de 2007, hasta 18.476.900 trabajadores.

El buen comportamiento de la creación de empleo se ha visto compensado con un aumento de la población activa en 115.500 personas en el segundo trimestre, lo que ha resultado en un incremento del número de desempleados en 32.800, de forma que la tasa de paro sube en cuatro centésimas, hasta el 20,09%.

El repunte de la población activa en el segundo trimestre se suma al pequeño incremento experimentado de enero a marzo, y se contrapone a las caídas registradas durante todo el año anterior. La población activa se sitúa así en 23.122.300. La tasa de actividad de la población de 16 a 64 años queda en el 74,47%, casi cuatro décimas más que en los tres meses precedentes, y nuevo máximo histórico para la economía española.

Los datos arriba mencionados invitan a pensar que el mercado de trabajo español parecer haber comenzado a acelerar su dinamismo en la creación de empleo, lo que a su vez habría incentivado la incorporación a la búsqueda activa de empleo de personas que estaban en la inactividad. La recuperación del dinamismo se puede observar también en el porcentaje de ocupados que estaban parados en el trimestre anterior, que pasa del 4,18% al 4,87%, y en el porcentaje de parados que antes estaban ocupados, que pasa del  20,16% al 16,35%

Este incipiente dinamismo puede haber impulsado a colectivos desanimados a incorporarse a la población activa, lo que se vería reflejado en el aumento en 30.000 activos correspondientes a hombres mayores de 55 años, en el aumento en 38.000 personas de parados que buscan su primer empleo y en el aumento en los parados de larga duración, ya que muchas de estas personas que habían salido de la actividad y han vuelto a ella se clasificarían aquí.

Respecto al paro, los 32.800 nuevos desempleados registrados hasta junio suponen una notable moderación en el incremento del desempleo en comparación con los 286.200 parados del trimestre anterior. El número total de desempleados se sitúa en 4.645.500 personas, el 20,09% de la población activa.

Por sectores, en comparación con el primer trimestre de 2010, se aprecia una significativa mejoría en la creación de empleo de casi todos ellos, en especial en el sector servicios (84.000) construcción (36.700), e industria (19.000). El único sector que se comporta de forma negativa es el de agricultura, donde el empleo desciende en 57.000 personas.

Por tipos de contrato, de abril a junio el empleo temporal ha tenido mayor preponderancia frente al indefinido, pero en ambos casos con cifras positivas de contratación. En total se firmaron 101.600 contratos temporales, por 8.600 indefinidos. Como consecuencia, la tasa de temporalidad ha crecido respecto al trimestre anterior hasta situarse en el 24,9%.

 

Bilatzaileaz

Generic bilaketa Ogasun eta Funtzio Publikoko Ministerioak forma

Banners Destacados

Ogasun eta Funtzio Publikoko Ministerioaren informazio garrantzitsua estekak

Egoitza Elektronikoa (Abre nueva ventana)Datu ekonomiko finantzarioak bankua (Abre nueva ventana)Central de informacionParte-hartze publikoa arautze-proiektuetan