El Estado registró hasta marzo un déficit de 6.900 millones de euros, un 20% inferior al del primer trimestre de 2010

 

  • La recaudación global por impuestos asciende a 41.857 millones de euros, un 2,7% más que en el mismo periodo del año pasado.
  • El Estado reduce sus pagos no financieros en un 24,2% durante el primer trimestre de 2011 y acumula descensos en prácticamente todas las rúbricas.

26 de abril de 2011. El Estado cerró el primer trimestre del año con un déficit en términos de contabilidad nacional de 6.900 millones de euros, según los datos del avance de ejecución presupuestaria que ha presentado hoy el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña. Este desequilibrio en las cuentas estatales equivale a un 0,64% del PIB y es inferior en un 20% al registrado en el mismo periodo del año 2010, cuando el Estado presentó un déficit del 0,82% del PIB. El saldo de las operaciones no financieras del Estado durante los tres primeros meses del año es el resultado de unos ingresos no financieros acumulados de 27.845 millones de euros, frente a unos empleos no financieros en ese mismo periodo de 34.745 millones de euros.

En términos de caja, una metodología contable que anota los ingresos y los pagos en el momento en el que se hacen efectivos, el Estado registró hasta marzo un déficit de 9.161 millones de euros, sensiblemente inferior al de 15.546 millones que se alcanzó en 2010 en este periodo.

Conviene señalar que la plena aplicación en 2011 del nuevo sistema de financiación de las comunidades autónomas de régimen común va a suponer ciertos cambios en la ejecución presupuestaria respecto al sistema transitorio vigente en 2010, que se concretarán en un descenso de los pagos por transferencias a las comunidades autónomas y un aumento de los ingresos cedidos a éstas por la aplicación de los nuevos porcentajes de cálculo, lo que va a dificultar la comparación entre los dos ejercicios durante todo el año.

INGRESOS NO FINANCIEROS

En la cuenta de ingresos no financieros se aportan datos del conjunto de las Administraciones Públicas, antes de descontar la participación de las administraciones territoriales (comunidades autónomas y corporaciones locales), al objeto de que se pueda realizar un análisis más completo.

Hasta marzo, los ingresos no financieros totales ascendieron a 45.906 millones de euros, un 2,7% más que en 2010. También aumentaron un 2,7% los ingresos obtenidos exclusivamente de impuestos, el 91% del total, hasta alcanzar los 41.857 millones de euros, y ello a pesar del mayor ritmo en la realización de devoluciones, especialmente en el IVA, sin la cual éstos se habrían incrementado en un 5%. 

La recaudación por impuestos directos se elevó hasta 20.820 millones de euros. Los impuestos indirectos, por su parte, ingresaron 21.037 millones de euros a las arcas públicas en los tres primeros meses del año, un 5,4% más que en el ejercicio precedente, gracias al empuje del IVA. El resto de los ingresos no financieros del Estado reportaron 4.049 millones de euros.

Por figuras impositivas, el IRPF proporcionó una recaudación de 19.672 millones de euros, superior en un 2,4% a la obtenida en el mismo periodo del ejercicio anterior, como resultado, principalmente, del incremento en un 3,5% de los ingresos por retenciones del trabajo. El Impuesto de Sociedades recaudó 397 millones de euros hasta marzo, si bien su comportamiento en este periodo resulta irrelevante a la espera de conocer el resultado del primer pago fraccionado que tendrá lugar en el mes de abril.

Dentro de los impuestos indirectos, la recaudación por IVA ascendió a 15.748 millones de euros, lo que supone un incremento del 8% en relación al mismo periodo de 2010. En su evolución hay que subrayar la incidencia de dos factores que operan en sentidos distintos. Por un lado, el efecto acelerador sobre la recaudación de la subida de tipos que entró en vigor el 1 de julio del año pasado; y, por otra, el incremento de las devoluciones practicadas en el periodo.

La recaudación por impuestos especiales suavizó en marzo el perfil negativo mostrado en el arranque del año, pasando del retroceso del 4,4% de febrero a un descenso del 2,8% en la recaudación acumulada en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior. Este mejor comportamiento comparado se reflejó en todos los impuestos, si bien los más importantes desde el punto de vista recaudatorio, el Impuesto sobre Labores del Tabaco y el de Hidrocarburos, mantienen una evolución negativa respecto a 2010.

PAGOS NO FINANCIEROS

Por lo que se refiere a los pagos no financieros, éstos representaron un total de 36.613 millones de euros, lo que supone un ajuste del 24,2% en relación a los 48.304 millones que se habían abonado el pasado año por estas mismas fechas.

Una parte significativa de esta reducción del gasto se explica por el  descenso del 30,3% registrado por el capítulo de transferencias corrientes, que representa el 50,1% del total de los pagos no financieros del Estado. Como ya se ha explicado con anterioridad, este comportamiento está condicionado porque 2011 es el primer año de plena aplicación del nuevo sistema de financiación de las CCAA de régimen común, que implica un descenso de las transferencias a comunidades autónomas y que se ha traducido en una caída del 65,4% en este epígrafe.

El resto de los capítulos presentan también descensos importantes, con la excepción del de gastos de personal, que crece un 0,8%, aún influido por el pago a las clases pasivas de las compensaciones por la desviación del IPC del ejercicio anterior. La rúbrica de sueldos y salarios del personal activo, por el contrario, presenta un descenso del 5,1%.  Documento PDF Acceda al documento "Los principales indicadores de la actividad económica y financiera del Estado".

Bilatzaileaz

Generic bilaketa Ogasun eta Funtzio Publikoko Ministerioak forma

Banners Destacados

Ogasun eta Funtzio Publikoko Ministerioaren informazio garrantzitsua estekak

Egoitza Elektronikoa (Abre nueva ventana)Datu ekonomiko finantzarioak bankua (Abre nueva ventana)Central de informacionParte-hartze publikoa arautze-proiektuetan